[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 20 julio 2020.- Un sujeto de apellido Solano, quien cuenta con un amplio expediente delictivo, fue interceptado en la frontera norte, tras intentar evadir un control de carreteras con un cargamento de queso transportado en condiciones insalubres, además de no contar con licencia para conducir.

De acuerdo con lo afirmado por el director regional de la Fuerza Pública de la frontera norte, comandante Rodrigo Alfaro, el hecho tuvo lugar el viernes en el sector conocido como Las Vueltas, en Peñas Blancas de La Cruz, Guanacaste.

En ese sitio el conductor de un vehículo, al detectar la presencia policial, giró repentinamente y salió de la vía principal para tomar una ruta secundaria de lastre, por lo cual los oficiales sospecharon que el sujeto podría estar involucrado en alguna actividad ilegal, por lo que le ordenaron detenerse.

Al revisar el auto, la Fuerza Pública localizó seis sacos, tres en la cajuela y tres en el asiento trasero, los cuales contenían 300 kilos de queso presuntamente contrabandeados desde Nicaragua, pues no contaba con ningún permiso sanitario, además de no ser la forma adecuada para transportar un producto perecedero como este.

En vista del riesgo que correrían eventualmente los consumidores, el producto fue decomisado a fin de ser destruido.

Tras corroborar su situación jurídica, las autoridades determinaron que Solano contaba con antecedentes por tráfico Ilícito de personas, resistencia a la autoridad, infracción a la Ley de Armas, lesiones leves y daños.

Tras solicitarle mostrar su licencia, el conductor no contaba con tal documento, por lo que fue sancionado por la Policía de Tránsito por infringir la Ley de Tránsito.