Más de medio centenar de detenidos en operaciones policiales en Crucitas


San Carlos, 09 diciembre 2019.- Las operaciones que, de manera sostenida han realizado los diferentes cuerpos policiales en la finca Vivoyet y propiedades aledañas, han permitido asestarle fuertes golpes a la minería ilegal y otros delitos en Cutris de San Carlos durante este año.

Una de los logros que más favorecen a la protección del ambiente es el decomiso de varios cargamentos de cianuro que fueron introducidos ilegalmente desde Nicaragua con un peso total de 2.400 kilos, los cuales iban a ser utilizados para el procesamiento de oro. Las autoridades también se incautaron de 1.405 gramos de mercurio, ambos productos de gran toxicidad.

Este año se han efectuado dos grandes operaciones para combatir la minería ilegal en Crucitas, la operación Lapa II, que inició en marzo y la Lapa III, la cual se ha extendido desde julio hasta la fecha.

Estas operaciones tienen como propósito principal controlar y mitigar la explotación de la minería ilegal y demás actividades que atenten contra la seguridad del país.

Es por ello que las autoridades policiales enfocan su trabajo en realizar patrullajes terrestres, abordajes a vehículos y personas que transitan por la zona, así como a realizar controles de carretera para verificar la condición jurídica y migratoria de las personas, además de apoyar a otras instituciones en la ejecución de labores de su competencia.

Protección de Crucitas también se realiza fuera de Crucitas

Sin embargo, el trabajo policial para combatir la minería ilegal no se limita a Crucitas, sino que también se realizan en otras localidades de la frontera norte, pues gran parte de los cargamentos de cianuro fueron interceptados en el cantón de La Cruz, Guanacaste.

Cabe indicar que las acciones en Crucitas se efectúan de manera coordinada entre las distintas policías del Ministerio de Seguridad y otras instituciones y bajo la dirección funcional de la Fiscalía de San Carlos.

Es por ello que en todas estas operaciones han participado la Fuerza Pública, la Policía de Fronteras, la Policía de Migración, la Policía de Tránsito, el OIJ, el Ministerio Público, el Pani, la Municipalidad de San Carlos y el Ministerio de Salud.

Aparte de la operatividad diaria, los cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad recaban constantemente información relacionada con delitos ambientales para remitirla al OIJ y el Ministerio Público.

Durante este año 186 personas han sido aprehendidas en flagrancia, 963 extranjeros en condición migratoria irregular fueron remitido a Migración, mientras que 11 menores de edad quedaron a disposición del Pani.

Gran cantidad de herramientas y materiales usados para practicar minería ilegal han sido destruidos, así como túneles y champas o campamentos improvisados con plásticos.

Los cuerpos policiales continuarán con esta labor de protección al ambiente y prevención de todo tipo de delitos que comprometan la seguridad del país.

Anuncios

Deja un comentario