Redacción.- Algunas circulan sin placas, otras con placas que no les corresponden, sin marchamo, sin revisión técnica, o con denuncias por robo, o bien en condiciones mecánicas precarias.

En frecuentes ocasiones están relacionadas con la comisión de delitos contra la propiedad y contra la vida, por lo cual no es de extrañar que, en algunos casos a bordo de estos vehículos viajen personas con antecedentes criminales..

Esa es la realidad con la que los cuerpos policiales viven a diario con respecto a algunas motocicletas que circulan por comunidades de cantones del norte del país como Upala, Los Chiles, La Cruz y los distritos de Pocosol y Cutris de San Carlos.

Una muestra de ello son las 16 motocicletas decomisadas durante los primeros cuatro días del año en dicha región durante los megaoperativos de fin y principio de año, ya que circulaban de manera ilegal, tal y como ocurrió el lunes pasado durante un operativo realizado en la comunidad de La Esperanza de Boca Arenal de Cutris, San Carlos.

De acuerdo con lo informado por el comandante Rodrigo Alfaro, director regional de la Fuerza Pública en la frontera norte, varios oficiales estaban realizando un operativo enfocado en dar con motos usadas para cometer varios asaltos días atrás en esa zona.

Al notar una con características similares a la que usaron dos delincuentes para cometer un asalto días atrás en la comunidad de Kopper, distrito de Cutris, de inmediato le dieron la voz de alto.

Tras identificar a los pasajeros, el conductor resultó ser un nicaragüense de apellido Torres, en condición migratoria regular, al cual lo acompañaba un costarricense de apellido Corrioso, con antecedentes por robo agravado.

Tras investigar las condiciones en que circulaba esta moto, descubrieron que la placa que portaba no le correspondía, pues era la de una motocicleta que había sido denunciada como robada, además, tampoco el número de motor y la marca le correspondían.

Es por ello que, bajo la dirección funcional de la Fiscalía de San Carlos, la moto fue decomisada por alteración de señas y marca, tras lo cual fue puesta a la orden del Organismo de Investigación Judicial para las pesquisas que correspondan.