Redacción.- La operación Diciembre Seguro 2020 sigue rindiendo frutos en el combate a delitos contra la propiedad, tal y como quedó demostrado la tarde del jueves en el cantón de Upala, frontera norte.

El cumplimiento tuvo lugar en la localidad de La Palmera, distrito de Bijagua de Upala, donde en un control de carreteras los oficiales de la Fuerza Pública interceptaron un vehículo marca Toyota, color rojo.

Tras investigar la placa que portaba, los policías determinaron que no era la que le correspondía, sino que era otra con respecto a la cual había una orden de captura pendiente por robo.

El vehículo era conducido por un sujeto de apellido Rodríguez, acompañado por otros dos individuos apellidados Cortés y Ruiz.

Estas personas presentan antecedentes criminales por delitos como robo y violación a la Ley de Psicotrópicos.

El vehículo había sido denunciado ante la Fiscalía de Desamparados, San José, por haber sido robado días atrás.

Es por ello que la Fuerza Pública procedió a decomisarlo y remitirlo a la orden del OIJ.

Los ocupantes del auto fueron identificados plenamente y luego, por orden de las autoridades judiciales, quedaron en libertad.

No se descarta que el vehículo haya sido usado o lo fueran a utilizar para cometer delitos contra la propiedad en el norte del país.