[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 16 junio 2020.- Walter Espinoza, Director del Organismo de Investigación se refirió minutos antes del mediodía de este martes en relación a la desaparición de la joven Luany Salazar Zamora de 23 años de edad.

De acuerdo con las declaraciones de Espinoza, la policía judicial tuvo conocimiento el pasado viernes 11 de junio a eso de las 5:50 de la tarde cuando familiares de la joven desaparecida se presentaron a la Sección de Denuncias del OIJ en San José, mismo momento en que informaron sobre la desaparición y detalles del momento en que dejaron de tener contacto con la joven.

En la denuncia, los familiares aportaron al OIJ que la última vez que habían visto a la joven había sido el día anterior -el jueves 10 de junio- a eso de las 2 de la madrugada en el mismo sector de Linda Vista en Cartago.

«A partir de la recepción de la denuncia, el primer paso que da el Organismo de Investigación Judicial es la publicación de la fotografía de la persona el mismo viernes a través de todas las redes sociales del OIJ, al mismo tiempo, el caso se asignó para efectos de que se asignara la investigación» según las declaraciones del Director del OIJ.

Espinoza dijo además que ese proceso de investigación tiene una perspectiva particular, debido a que en principio lo que se investiga es la desaparición de una persona y lo que se pretendía era ubicar el destino y el paradero de alguien.

La primer diligencia que realizó el OIJ de La Unión fue identificar a la víctima -proceso de victimología- el cual se relaciona con conocer quién es la persona que se encuentra desparecida para articular acciones dirigidas a su ubicación, según explicó el OIJ.

Al mismo tiempo que ya se había realizado la publicación en redes sociales, el OIJ inició a poner atención y compilar cualquier información confidencial que de alguna manera pudiese llevar a la ubicación con vida de la persona «en el claro entendido que todavía no estábamos investigando un homicidio y no teníamos ningún dato del fallecimiento de esa persona» según Walter Espinoza.

Precisamente el OIJ informó que logró compilar un dato el sábado en horas de la mañana y que resultó inexacto, ese mismo sábado, la Delegación del OIJ de La Unión se trasladó hasta el sector de Curridabat, a un precario que se ubica en el sector donde indican que la persona se encontraba con vida pero retenida y que probablemente se iba a pedir algún tipo de canje para su libertad.

En esa actividad, el OIJ estuvo desde las 9 de la mañana hasta la 1 de la tarde, realizando labores de rastreo y encuentra en el precario ubicado en el sector de Curridabat, en un área cercana y colindante con San Francisco de Dos Ríos, por el sector de Los Moteles donde entrevistaron a varias personas.

Ese mismo sábado en horas de la tarde, el OIJ realizó un contacto telefónico con la madre de la joven desaparecida y según el OIJ se le explicó lo que se estaba realizando y las pretensiones de la policía judicial, además indicaron que se escucharon las inquietudes de la mujer.

En horas de la tarde del mismo sábado también se entrevistó a una joven muy allegada a la desaparecida, ésta narró los últimos instantes en que tuvo contacto con Salazar e indicó en qué circunstancias, momento, lugar y en qué compañía la había observado.

La Policía también realizó incursiones en la zona para conocer el lugar donde se había desaparecido la joven.

El dia lunes, el OIJ informó que captó un dato que los condujo hacia un taller ubicado en el centro de San José donde aparentemente se encontraba en telefóno celular que pertenecía la víctima, el mismo fue decomisado y será sometido a revisión.

«Hay que tener en cuenta y en consideración que no en todos los eventos no podemos comentar a las familias qué es lo que estamos haciendo, qué estamos desarrollando, cual es la orientación del caso porque nosotros no tenemos un conocimiento de qué fue lo que ocurrió, de cuáles personas pueden estar involucradas, de cuales pueden ser los móviles y evidentemente hacerle una manifestación detallada de cuál es la orientación de la policía podría truncar un buen desarrollo de la investigación» según declaraciones de Walter Espinoza.

Fue ayer lunes en horas de la noche, a eso de las 7 p.m. cuando se recibió el reporte del hallazgo de un cuerpo en el patio de una vivienda en el sector de Linda Vista en el cantón de La Unión en Cartago, lugar relativamente cercano al último lugar donde se observó con vida por última vez la joven.

El Director del OIJ dijo además que es sumamente probable aunque aún no está científicamente comprobado que el cuerpo pertenezca a la joven desaparecida, además que en este momento la perspectiva que estaba orientada por una desaparición, cambia y exige realizar otro tipo de diligencias.

Espinoza expresó además que, la policía y todos los órganos del estado que realizan investigación tienen restricciones para ingresar a los domicilios locales o casas de negocios de los particulares debido a que todos están protegidos por una privacidad de carácter constitucional y para que la policía pueda revisar en una vivienda tiene que tener un indicio muy razonable de que ahí ocurrió un delito o de que ahí hay un indicio material importante para una investigación, pero además, que la policía tiene que convencer al fiscal de que ese hecho es cierto y demostrable, al mismo tiempo el fiscal tiene que hacer una solicitud a un juez, valore y determine si es razonable y legal el ingreso a un domicilio o recinto privado.

«Esa circunstancia que es una limitante para la actuación policial y que al mismo tiempo es una protección para los ciudadanos evidentemente de alguna forma elimina la posibilidad de que nosotros podamos hacer revisiones más exhaustivas para la ubicación de cualquier evidencia» detalló Walter Espinoza.

En este caso, fue la familia, en apariencia, quienes ingresaron a la vivienda en condiciones que la policía desconoce si había algún tipo de permiso y son ellos quienes localizan el cuerpo de quien en principio es la joven desaparecida.

Una actuación de estas por parte de la policía es ilegal, informó el OIJ.

Ayer mismo se realizó el levantamiento del cuerpo.

El OIJ informó además que el día de hoy martes, para realizar la revisión de la vivienda se está solicitando la autorización de un juez.

Adicionalmente, este martes, minutos antes del mediodía se confirmó la detención de un hombre de apellido Mejía como principal sospechoso de cometer el asesinato. La detención se realizó en el sector de San Pablo de Heredia.