Redacción.- Agentes judiciales destacados en la Delegación Regional de Puntarenas, en un trabajo conjunto con la DEA y la DIS, lograron la detención en alta mar de una embarcación costarricense con cuatro tripulantes a bordo, la cual llevaba en un compartimento secreto un total de 893 paquetes de aparente cocaína.

La detención se realizó ayer, tras interceptar la embarcación y realizar una minuciosa revisión logrando ubicar la droga escondida en compartimentos ocultos.

Finalmente los detenidos están a la orden de la Fiscalía de Narcotráfico y actividades Conexas, mientras que la embarcación fue decomisada y encuentra bajo custodia del Servicio Nacional de Guardacostas.

Embarcación decomisada. Fotografía cortesía del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).