[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 20 julio 2020.- Este lunes en la madrugada, las 38 personas haitianas que se permanecían en la línea fronteriza de Paso Canoas y en el sector de Cuervito, fueron abordadas por oficiales de la Policía Profesional de Migración, y trasladas al Centro de Atención Temporal para Migrantes, CATEM, ubicado en el kilómetro 20 de este cantón.

A pesar de los acercamientos que se han mantenido entre las Direcciones de Migración de Costa Rica y Panamá, y de comprobar que estos migrantes habrían salido de unos de los albergues que se mantienen en ese país para su atención, Panamá ha resuelto no recibir a estas personas migrantes. Por ello, la Dirección General de Migración y Extranjería definió proceder a ingresarlos al país y su traslado al CATEM Sur, considerando principalmente la vulnerabilidad de los migrantes, y la condición de alerta naranja que mantiene el cantón fronterizo a raíz de la pandemia por el COVID19.

Los 38 migrantes fueron trasladados hacia CATEM Sur, donde fueron abordados por el Ministerio de Salud. Estarán aislados del grupo de 167 migrantes, entre haitianos y extrarregionales, que desde el cierre de fronteras se encuentran en el Centro, obedeciendo a la orden sanitaria de aislamiento que debe realizar toda persona que ingrese al país.

“Las condiciones en que estos migrantes se encontraban, a pesar de las atenciones de las autoridades y la solidaridad de los vecinos de Corredores, exponían su salud y la de las personas que les abordaban. Por ello este traslado obedece no sólo a una respuesta solidaria, sino a ser parte de las acciones para prevenir la eventual propagación del COVID 19. Asimismo, estarán en estricto aislamiento durante el periodo de cuarentena, para así mantener en cero los contagios de las personas que se encuentran tanto en el CATEM Sur como en el Norte”, señala Raquel Vargas, Directora General de Migración.

Entretanto, continuará la suspensión del ingreso controlado de haitianos entre las autoridades migratorias de Costa Rica y Panamá, restricción ejercida ante la atención de la emergencia por los contagios del COVID19.