Usuarios deberán indicar si autorizan o rechazan donar órganos y tejidos en caso de muerte

 

CMC_MS
De izquierda a derecha: Dr. César Gamboa Peñaranda, Coordinador de la Secretaría Ejecutiva Técnica de Donación de Órganos y Tejidos Humanos; la Dra. Giselle Amador Muñoz, Ministra de Salud; Dr. Andrés Castillo Saborío y Dr. Alejandro Madrigal Lobo, Presidente y Fiscal Adjunto del Colegio de Médicos y Cirujanos./ICC

Noviembre 2018.- De ahora en adelante, los usuarios que necesiten el dictamen médico para obtener por primera vez la licencia de conducir o bien, para renovarla, deberán responder obligatoriamente la consulta de si aceptan o no, convertirse de manera voluntaria, en donadores de órganos y tejidos, en caso de muerte.

La medida obedece a un trabajo en conjunto entre el Colegio de Médicos y Cirujanos con la Secretaría Ejecutiva de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos Humanos del Ministerio de Salud, que pretende aumentar la lista de potenciales donantes y con ello, disminuir la lista de pacientes que urgen de un trasplante.

La consulta obligatoria será implementada de manera inmediata en el sistema de Servicios Digitales para Médicos Colegiados SEDIMEC, plataforma del Colegio en la cual, se realizan los dictámenes médicos de licencia. Específicamente, cuando una persona se le realice el dictamen médico, se le consultará directamente respecto a la autorización para convertirse en donador de órganos y tejidos en caso de muerte, consulta que deberá ser respondida con alguna de las siguientes opciones: Yo acepto ser donador o bien, no acepto ser donador. El mismo sistema de la plataforma SEDIMEC, está diseñado para que exista una respuesta, de lo contrario, no se puede avanzar con el dictamen.

Una vez que el usuario expresa a través del dictamen médico para la licencia, su voluntad de aceptar o rechazar ser donador de órganos y tejidos en caso de muerte, la información recopilada se remite al Sistema Nacional de Donación de Órganos de Costa Rica (SINADOC). En este caso, si un paciente tiene un accidente y es declarado con muerte encefálica, los coordinadores hospitalarios son los únicos que tienen acceso a la información del sistema y con ello, corroborar si la persona expresó su voluntad en vida de convertirse o no, en donadores de órganos y tejidos. Por su parte, en las licencias se seguirá registrando si la persona es donadora de órganos y tejidos.

Para las autoridades del Colegio de Médicos, la iniciativa ayudará a que más costarricenses estén dispuestos a brindar de manera voluntaria una respuesta positiva.

“El Colegio es consciente que debemos brindar las herramientas que estén a nuestro alcance para cuidar de la salud de los costarricenses. La realidad nos indica que existe un déficit muy importante en la cantidad de voluntarios que están dispuestos a convertirse en donantes, respecto a quienes necesitan con urgencia de un trasplante, por lo que creemos que esta medida impactará positivamente en un incremento en la lista de donantes”, expresó el Dr. Andrés Castillo Saborío, presidente del Colegio de Médicos.

El Dr. Castillo Saborío señaló además, que se realizó una campaña interna que permitiera dotar al gremio médico de insumos para sensibilizar a la población respecto a la importancia de la donación, así como otros aspectos de fundamental conocimiento para el usuario, que le permita brindar una respuesta.

Para el Ministerio de Salud, es importante que las personas conozcan la opción de la donación, como también de la oportunidad de optar o no por la donación de órganos o tejidos antes y después de su muerte. Para realizar un trasplante es necesario un recurso tan abundante como escaso a la vez: los órganos y los tejidos sin embargo, la falta de donantes es un problema de alcance mundial, por lo que lograr tener un registro a nivel nacional de las personas que expresan su anuencia a ser donantes, es un gran logro para el país.

Al respecto, la Dra. Giselle Amador, Ministra de Salud, recordó a los costarricenses que “una persona que done sus órganos estará salvando en promedio la vida de ocho personas. Lanzamos este proyecto con la visión de que mucha gente se manifieste de forma positiva, y de esta forma cubriremos el faltante de órganos y tejidos para personas que esperan un trasplante.”

Una persona que decide ser donadora, cuando fallece puede contribuir aportando córneas, piel, hueso, ligamentos, tendones, válvulas cardíacas, vasos sanguíneos, riñones, hígado, corazón, pulmones, páncreas e intestino, mientras que el donador vivo puede aportar riñón, lóbulo pulmonar, segmento hepático, médula ósea y hueso”.

Además del dictamen médico para la licencia, los ciudadanos pueden expresar su voluntad de convertirse en eventuales donadores, en las Áreas Rectoras de Salud del Ministerio de Salud y en la Caja Costarricense del Seguro Social CCSS y próximamente lo podrán expresar a través de la renovación de la cédula. Asimismo, están en su derecho de cambiar de opinión en cualquier momento a través de esas opciones.

¿Cuándo califica un paciente para la donación de órganos y tejidos?

Para las autoridades del Colegio de Médicos y el Ministerio de Salud, es fundamental dejar claro, bajo qué circunstancias se procede con la donación de órganos y tejidos, de aquellas personas que en vida tomaron la decisión voluntaria de ser donantes.

La donación de órganos y tejidos humanos, procede cuando el equipo médico ha agotado sin éxito, todos los esfuerzos posibles para salvar la vida del paciente y que, a través de una serie de pruebas clínicas, se determine la muerte cerebral de la persona. Con base a ello, los representantes de ambas entidades sostienen que es oportuno que la población derribe temores infundados respecto a que no se velará por el cuido y recuperación del paciente ante cualquier accidente, donde su atención requiera ser compleja e inclusive comprometa su vida.

La intención de ambas instituciones de incentivar a la población a convertirse en eventuales donantes, responde a la necesidad del país de reducir la lista nacional de receptores de órganos y tejidos. Solo del 2009 al 2017, se registraron 209 donantes cadavéricos, mientras que 1.137 pacientes urgen de un trasplante.

Cuando una persona dona sus órganos, puede salvar o mejorar la vida de hasta ocho pacientes que necesitan un trasplante. De acuerdo con los datos suministrados por la Secretaría Ejecutiva de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos Humanos del Ministerio de Salud, solo el año anterior se practicaron 40 trasplantes renales, 10 de hígado y 4 de corazón, mientras que trasplantes de tejidos se registraron 32 de músculo esquelético, 11 de membrana amniótica, 10 de válvulas cardíacas, 10 de vasos sanguíneos y 2 de piel.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: