[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 13 julio 2020.- La Cruz Roja Costarricense realizó un llamado este lunes a la población para solicitar los servicios de atención cuando exista una emergencia; es decir, cuando está en riesgo la vida, o el paciente se ve expuesto a tener una lesión permanente; además, reitera la necesidad de que los pacientes brinden información real tras la aplicación de los protocolos establecidos de entrevistas previas a la atención, medida tomada ante actual emergencia sanitaria.

“Más de 253 000 incidentes se han atendido en lo que va de este año por parte de Cruz Roja Costarricense, en donde no todos han sido casos de emergencia, recurso que la población ha solicitado olvidando que otras personas pueden necesitarlos cuando su vida este siendo comprometida, necesitamos que la población haga uso racional de los recursos”, mencionó Jim Batres, Director Nacional de Gestión del Riesgo y Atención a Emergencias.

Según informaron en un comunicado de prensa, actualmente, la institución cuenta con una alta demanda de servicios de atención prehospitalaria, esto porque se realiza la atención que habitualmente nos caracterizada, y aunado a ello, se efectúan los traslados ante casos sospechosos y/o confirmados COVID-19. A la fecha se registran 1547 traslados de casos sospechosos como parte de la respuesta a la emergencia sanitaria, y 12 574 incidentes atendidos en la misma línea.

Por otro lado, la Cruz Roja Costarricense es una de las instituciones que está en primera línea de atención en las emergencias, es por ello, que la institución solicita a los ciudadanos que por favor brinden información verídica en el momento en que se le aplican las entrevistas previas al traslado, estas medidas son parte de los protocolos establecidos para evitar que el personal que labora en servicios de emergencias se sume a contagios.

“En estos momentos estamos enfrentando una situación, existen tres entrevistas que se hacen a los pacientes que solicitan nuestro servicio, una es realizada por el Sistema 9-1-1, otra es efectuada por los Despachadores de Cruz Roja, y para finalizar se hace una al llegar a atender al paciente (manteniendo antes la distancia correspondiente). Las personas responden de forma negativa en los tres procesos mencionados, pero cuando vamos al centro médico y les aplican las consultas a los pacientes brindan otra versión. Nosotros necesitamos saber la verdad, esto es necesario para garantizar la seguridad de nuestra persona, y con esto mantener la continuidad del servicio”, acotó Batres.

La Benemérita Cruz Roja Costarricense aprovechó el espacio para reiterar que mentir en los procesos de entrevista tiene una serie de implicaciones, por ejemplo, el personal se ve obligado a sacar la ambulancia de servicio y la institución debe mandar a cuarentena al personal que abordó el vehículo de emergencia, ( se ejecutan también protocolos de desinfección), acción que impacta directamente en el servicio a las comunidades.