Redacción.- De acuerdo con un informe del Ministerio de Salud, la cefalea o dolor de cabeza coincide como el efecto secundario más reportado por las personas posterior a la vacunación contra COVID-19, tanto con AstraZeneca como con Pfizer-BioNTech.

En el caso de la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer-BioNTech, dentro de las reacciones más reportadas se encuentran los trastornos del sistema nervioso (mayoritariamente la cefalea en el 17% de los casos), seguidos de trastornos en el punto de aplicación (dolor local en el 16% de los casos), trastornos generales (fatiga, cansancio, fiebre, febrícula) así como trastornos del sistema músculo esquelético (mialgias y artralgias). Mientras que para la vacuna de AstraZeneca la cefalea fue reportada en el 32% de los casos, seguida del trastorno general de fiebre o febrícula (23%) y de dolor local (13%).

Al 02 de mayo de 2021 el Centro Nacional de Farmacovigilancia (CNFV) recibió un total de 3.448 notificaciones de Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización (ESAVI) con la vacuna Pfizer-BioNTech, de las cuales se han analizado un total de 3.291 notificaciones. Mientras que del 19 de abril (fecha en que inició la vacunación con AstraZeneca) hasta el 02 de mayo de 2021 se han recibido un total de 88 ESAVI con este fármaco, de los cuales se han analizado 53 reportes.  Sumando los reportes recibidos con ambas marcas de vacunas, representan el 0,4% de las personas vacunadas a la primera semana de mayo.

Un ESAVI se define como cualquier situación de salud (signo, hallazgo anormal de laboratorio, síntoma o enfermedad) desfavorable, no intencionada, que ocurre posterior a la vacunación / inmunización y que no necesariamente tiene una relación causal con el proceso de vacunación o con la vacuna.

Desde el inicio de la vacunación hasta el 30 de abril de 2021 se han recibido tres Eventos de Especial Interés (AESI por sus siglas en inglés) previamente informados: un síndrome de Guillain Barré, una miocarditis y una flebitis. Además, durante el mismo período se han recibido y analizado un total de 14 notificaciones clasificadas como graves, todas registradas posterior a la vacunación con Pfizer-BioNTech: 10 personas recuperadas o en proceso de recuperación y cuatro fallecimientos de personas con múltiples factores de riesgo y/o comorbilidades.

De los cuatro casos reportados como fallecidos, posterior a su análisis de causalidad se determina que:

  • Dos casos fueron considerados como condicionales lo que significa que la secuencia temporal es razonable y la reacción no se explicaría por el estado clínico del paciente, pero el cuadro presentado no es conocido como efecto indeseable de la vacuna.
  • Dos casos se clasificaron como improbables, lo que significa que carece de reportes previos y no cumple con los criterios anteriores para establecer una relación de causalidad con la vacuna.

De los 10 casos recuperados o en proceso de recuperación, posterior a su análisis de causalidad se determinan:

  • Cinco casos probables, dada la potencial relación entre el síntoma y la administración de la vacuna.
  • Dos casos posibles, dado que puede deberse a otros factores del paciente.
  • Tres casos condicionales, lo que significa que podría estar condicionada a patologías presentadas por el paciente que pudieron desencadenar el padecimiento.

El Centro Nacional de Farmacovigilancia (CNFV) del Ministerio de Salud realiza una valoración permanente de los ESAVI notificados en Costa Rica tras la vacunación contra la COVID-19 con el fin de identificar posibles reacciones adversas que deben someterse a una evaluación más amplia y profunda.