Expertos de CCSS plantearán una vacunación extraordinaria contra el sarampión

Una vacunación extraordinaria contra el sarampión plantearán, para el próximo año, especialistas del programa de inmunizaciones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en virtud del cúmulo de personas que no lograron desarrollar anticuerpos o aquellas que, por algún motivo, no se protegieron contra esa enfermedad infectocontagiosa.

La doctora Leandra Abarca Gómez, coordinadadora del Programa de Inmunizaciones de la CCSS y el doctor Elvis Delgado Delgado, del mismo programa, explicaron que de acuerdo con la experiencia nacional e internacional, se estima que cerca de un 10% de los niños que se vacunan todos los años no quedan protegidos por la enfermedad y por lo tanto cada cierto tiempo se debe efectuar una vacunación extraordinaria para proteger a esa población.

Adicionalmente, la doctora Abarca Gómez dijo que se debe sumar a este grupo la cantidad de padres y madres de familia que no vacunan a sus hijos por la “moda antivacunas” sin saber el daño tan grave que están haciendo a sus hijos y a la población costarricense. Esta moda imposibilita que la dosis de vacuna de sarampión que se coloca a los 7 años o al inicio de la escuela no se pueda administrar.

Con la planificación de esta campaña de vacunación se procura disminuir la cantidad de población susceptible y concienciar a la población de lo importante que es la vacunación , es la única forma de disminuir el riesgo de las complicaciones graves causadas por este virus como ceguera, encefalitis, diarrea intensa, infecciones del oído y neumonía. La doctora Abarca Gómez que el índice de susceptibles en Costa Rica es muy elevado y el cual se considera riesgoso.

Abarca Gómez, Delgado Delgado y la doctora Xiomara Badilla Vargas, directora de Vigilancia Epidemiológica de la institución, explicaron que el tema se expondrá a la Comisión Institucional de Inmunizaciones para su respectiva calendarización.

Esta campaña de vacunación extraordinaria de la CCSS será financiada en su totalidad por la institución y en ella participarán todos los establecimientos, especialmente aquellos que integran el primer y el segundo nivel de atención.

Si bien aún faltan elementos que definir como por ejemplo, la edad de la población infantil que se protegerá con esta jornada de vacunación, los expertos en epidemiología estiman que es una necesidad.

Otros de los motivos por el cual lo expertos en vacunas consideran necesario efectuar esta jornada es que tanto en este año como los trasanteriores se registraron brotes de sarampión en diversos países europeos, lo que aumenta las posibilidades de transmisión.

Cabe destacar que la última jornada extraordinaria de vacunación se efectuó en el 2011. Esta nueva jornada extraordinaria de vacunación se realiza independiente de la protección que se realiza con base en el esquema de inmunizaciones vigente al año y y tres meses y a los siete años.

¿Qué es el sarampión?

El Sarampión es una enfermedad muy contagiosa y grave que se transmite muy fácilmente a través gotas procedentes de la nariz, boca y faringe de las personas infectadas. Esta condición hace que esta enfermedad sea muy contagiosa y por eso lo importante de contar con buenas coberturas de vacunación que protejan a la población.

Es una enfermedad eruptiva aguda causada por un virus. Clínicamente es posible diferenciar dos etapas en la enfermedad. La primera llamada fase prodrómica, prexantemática o catarral que se caracteriza por fiebre de 38.5 o C a 40.5 o C y síntomas de las vías áreas superiores, tos y coriza (rinorrea), además de una fuerte conjuntuvitis. En algunas ocasiones, es posible detectar las llamadas manchas de Koplik, que es un signo característico del sarampión y que, por sí solo, confirma clínicamente el diagnóstico.

La segunda fase, llamada exantemática o eruptiva, se presenta al tercer o cuatro día después del inicio de la enfermedad cuando se presenta una erupción característica con manchas rojas parduscas, que comienzan en la cara y después se generalizan; dura de cuatro a siete días y a veces termina con una descamación fina.

Son susceptibles al contagio todos aquellas personas que no han sido vacunados o que no hayan padecido la enfermedad. La tasa de mortalidad en el grupo de edad de 0 a 4 años es muy alta.

Desafortunadamente, las medidas de aislamiento del enfermo no son suficientes para prevenir el contagio, pues el período de transmisión comienza cuando las manifestaciones no son características de la enfermedad (antes de la aparición del brote), frecuentemente, pasan inadvertidas por los familiares y hasta por los médicos.

Gracias a los esfuerzos realizados por los programas de Inmunizaciones a nivel de todos los establecimientos de salud de la CCSS, esta enfermedad en Costa Rica no tiene transmisión activa, y su último caso autóctono se presentó en el 2006 y el ultimo importado fue en el 2014.

De acuerdo con el esquema de inmunizaciones vigente en Costa Rica, todo niño debe recibir la vacuna contra el sarampión a los 15 meses de edad (un año y tres meses) y debe recibir un refuerzo a los siete años o al ingreso a la educación general básica.

Anuncios

Deja un comentario