Redacción, 25 junio 2020.- El hospital Rafael Ángel Calderón Guardia activó el protocolo de control de infecciones luego de conocer el 22 de junio que un funcionario que realizó un trámite administrativo de una incapacidad prolongada dio positivo por covid-19, explicó el doctor Pedro Pereiras Álvarez, subdirector general.

El subdirector explicó que de inmediato la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y el Comité de infecciones procedieron a realizar la investigación para realizar el rastreo de contactos y como resultado se identificaron 37 funcionarios contacto, en su mayoría del servicio de Farmacia.

Todos estos funcionarios fueron aislados de inmediato y se procedió con la limpieza y desinfección profunda de la Farmacia Central y las farmacias satélites que tiene este centro médico.

Pereiras Álvarez informó que la Farmacia de consulta externa no se ha visto afectada en la continuidad del servicio y que funciona bajo estrictas medidas de seguridad para el personal que sigue laborando y los casi 2000 usuarios que diariamente lo utilizan.

Investigación de contactos

El doctor Jorge Damian Chaverri Murillo, médico especialista en infectología y coordinador del Comité de Infecciones local, informó que el funcionario incapacitado realizó unas gestiones administrativas el 16 de junio y el 21 de junio consultó por síntomas en el triage del servicio de emergencias del hospital Calderón Guardia.

Al siguiente día se conoció el resultado positivo por lo cual se procedió de inmediato a realizar la investigación de contactos el propio lunes. Este mismo día se identificó un funcionario del servicio de Farmacia que presentaba síntomas y con el cual había estado en contacto, después se supo que también estaba positivo por covid-19.

En el rastreo que se siguió, se identificaron otros 9 contactos positivos y 27 funcionarios contacto asintomáticos, los cuales se encuentran en aislamiento y esperan la orden sanitaria.

El servicio de Farmacia es el que tuvo mayor cantidad de funcionarios aislados, 32 en total, los otros cinco son contactos familiares que laboran en los servicios de laboratorio y uno en nutrición.

Chaverri explicó que en la investigación de contactos se determinó que se trata de una infección adquirida en la comunidad, ya que no se logró identificar un nexo hospitalario.

Comunicó que hoy se hizo un testeo a todo el personal del servicio de Farmacia, en total se tomaron 141 muestras con el fin de identificar portadores asintomáticos.

“Este es un esfuerzo para detener la cadena de infección y transmisión”, afirmó el galeno.

También se reforzaron en el centro médico, los protocolos de higiene y de lavado de manos, distanciamiento físico y protocolo de tosido y estornudo y a todos los funcionarios del servicio de Farmacia se les distribuyó mascarillas quirúrgicas.

La unidad de Medicina Laboral hará seguimiento del personal en los distintos turnos a fin de identificar y aislar de manera temprana personal con síntomas.

De igual manera se está trabajando en la sustitución del personal técnico y profesional que está en cuarentena.

Anuncios

Por Redaccion

Deja un comentario