[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 15 julio 2020.- El hospital San Juan de Dios detectó en la unidad de Hemodiálisis a seis personas positivas por covid-19, tres pacientes y tres funcionarios, por lo que se activó el protocolo de control de brotes por parte de la unidad de Vigilancia Epidemiológica de este centro médico.

La situación se presentó entre el 2 y el 9 de julio, por lo que el centro médico actuó con rapidez para cortar la transmisión.  En la investigación se pudo identificar a 36 pacientes ambulatorios contacto porque recibieron la terapia en el mismo momento.

Estos usuarios asisten al hospital para recibir entre dos o tres sesiones de hemodiálisis por semana.

El Ministerio de Salud comunicó a los 36 pacientes que estuvieron en contacto con paciente covid-19 y giró la orden sanitaria. Hasta el momento, 14 resultaron positivos, 15 están negativos, 6 están esperando el resultado y uno está pendiente de realizarse la prueba.

La doctora Ileana Balmaceda Arias, directora general del hospital San Juan de Dios explicó que desde que recibieron la alerta, iniciaron con el proceso de búsqueda de contactos, la desinfección del área, la separación de los pacientes positivos de los negativos y el abordaje a los familiares por parte de Trabajo Social.

De los 14 pacientes positivos, “lamentablemente dos fallecieron y los restantes 12 están internados en un salón de aislamiento de covid-19, donde cumplan con el periodo de cuarentena y reciben la terapia de sustitución renal y la atención correspondiente por el virus”, indicó la directora

Los pacientes que dieron negativo siguen recibiendo su terapia de manera ambulatoria.

El jefe del Servicio de Nefrología, doctor Álvaro Herrera, mencionó que la unidad de Hemodiálisis del San Juan extremó desde inicios de la pandemia las técnicas de manejo de los pacientes al implementar el uso de equipo de protección completo por parte del personal de esta unidad.

Herrera explicó se le realizará la prueba a todos los pacientes que están llevando tratamiento en la unidad de Hemodiálisis para identificar y separar a los pacientes positivos.

La medida busca evitar el contacto de los pacientes que están negativos con los que tienen covid-19, además, se han extremado las medidas entre un tratamiento y el otro, “todo lo que utiliza la institución es descartable”, detalló el nefrólogo.

El galeno indicó que “los pacientes con resultados positivos por lo delicado de su condición son hospitalizados para brindarles soporte renal”.

Investigación en proceso

El primer caso se identificó el 2 de julio, se trata de un funcionario asistente de pacientes de la unidad de Hemodiálisis quien no tenía contacto con pacientes sospechosos ni confirmados, sin embargo, el 1° de julio presentó dolor de cabeza y tos seca, por lo que visitó la consulta de empleados, donde le realizaron el hisopado.

Esta situación alertó al centro médico y por medio de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica inició la investigación, sin que a la fecha exista una conclusión clara de cómo se dio el contagio.

Al profundizar en el estudio se determinó que tres pacientes podrían ser sospechosos, se les realizó la prueba y resultaron positivos, por lo cual se procedió con la búsqueda de los 36 pacientes que fueron alertados de la situación.

De los pacientes contactos positivos, uno permanecía internado por una situación de salud no covid-19, por esta razón hubo que aislar a cinco pacientes del mismo salón del servicio de medicina, a quienes también se les hizo la prueba, dos resultaron positivos y fueron trasladados al área de aislamiento covid-19 y los tres negativos están cumpliendo los 14 días de cuarentena.

Lamentablemente dos pacientes han fallecido en la unidad covid-19.

En el proceso se identificó a 16 funcionarios contacto de unidad de Hemodiálisis. Y del paciente contacto internado en un salón de medicina por una patología diferente a covid-19, determinaron 28 funcionarios contacto.

A estos 44 funcionarios se les ordeno aislamiento como medida de prevención, se les hizo hisopado y se les está dando seguimiento por la unidad de Salud Ocupacional.

Mientras tanto, el hospital reorganiza los servicios con redistribución de funciones y llamando a los funcionarios que están de vacaciones. También se está contratando personas que están en la bolsa de empleo de Recursos Humanos.

En el todo el proceso de investigación la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del hospital San Juan de Dios realiza el reporte correspondiente al Ministerio de Salud local y regional, a la Dirección Regional Central Sur de la CCSS y a la Subárea de Vigilancia Epidemiológica de la CCSS.