Ginebra (Suiza), 11 ene (Sputnik).- La nueva mutación de coronavirus descubierta la semana pasada en Japón por ahora no hizo el covid-19 más peligroso, comunicó el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El domingo los especialistas del Instituto de enfermedades infecciosas de Japón declararon haber detectado en cuatro personas provenientes de Brasil una nueva cepa de coronavirus, distinta de las detectadas en el Reino Unido y Sudáfrica.

«De momento la nueva variante todavía no hace el virus más agresivo», aseguró Ghebreyesus este lunes en una rueda de prensa.

Señaló que cuanto más se propague el virus, más posibilidades hay de que aparezcan nuevas cepas, lo que a su vez podría aumentar la incidencia y obstaculizar aún más el funcionamiento de hospitales.

De esta manera, Ghebreyesus enfatizó la importancia de continuar cumpliendo con las normas sanitarias necesarias, como llevar mascarillas y respetar el distanciamiento social para hacer frente a la propagación del patógeno.

El director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, Michael Ryan, también confirmó que las cepas existentes de coronavirus por ahora no provocan que la enfermedad sea más grave.

«No hay evidencias de que las nuevas variantes del virus provoquen que la enfermedad se desarrolle de una manera más grave, pero hay evidencias de que las variantes intensifican la capacidad de transmisión del virus y le ayudan a propagarse más rápido», dijo.

Sin embargo, señaló, el covid-19 es controlable si se respetan todas las medidas recomendadas anteriormente.

El pasado 19 de diciembre, las autoridades sanitarias del Reino Unido confirmaron la presencia en el sur del territorio británico de una nueva cepa del SARS-CoV-2 que se propaga con más rapidez y, según las estimaciones iniciales, podría ser un 70 por ciento más contagiosa, si bien no hay evidencias de que esta mutación repercuta en la gravedad de los síntomas, la tasa de letalidad, la respuesta de los anticuerpos o la eficacia de las vacunas.

Mientras, otra cepa del coronavirus se registró en la República Sudafricana.

Numerosos países ya anunciaron la suspensión de vuelos desde el Reino Unido y Sudáfrica para evitar la propagación de las nuevas cepas del virus. (Sputnik)