Liberia, 01 enero 2020.- La comunidad de Martina Bustos en Liberia se convirtió este fin de semana en el centro de atención donde dermatólogos del hospital Enrique Baltodano Briceño, funcionarios de Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) y de la Universidad Nacional (UNA) emprendieron la lucha contra la leishmaniasis infantum conocida como mal de papalomoyo que afecta a muchas personas del cantón, principalmente a niños.

A las personas y animales se les realizaron pruebas de sangre y toma de biopsias para determinar la presencia de la enfermedad. Solo este viernes se analizaron ya 100 pacientes de los cuales 17 resultaron con papalomoyo. Las pruebas de los 90 perros están aún en análisis por parte de Senasa.

Para el doctor Marvin Palma Lostalo, director del hospital de Liberia, esta actividad, que continuará hasta el sábado primero de febrero, representa un compromiso con el asegurado y una oportunidad para abordar oportunamente a las personas que ya están con el papalomoyo.

“A las personas que resultaron positivas se les coordina con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para un acompañamiento adicional a las lesiones que hemos encontrado con mucha resistencia. Este viernes vimos pacientes con lesiones que ameritaron estudios complementarios como toma de biopsias para que los patólogos las analicen” explicó el doctor Palma.

La leishmaniasis es una enfermedad transmitida por vectores y causada por un protozoo conocido como Leishmania que puede afectar la piel, las mucosas y hasta órganos internos que es la forma más grave de la enfermedad. Está directamente vinculada a la pobreza donde los factores sociales, ambientales y climatológicos influyen directamente, en el comportamiento epidemiológico de la enfermedad.

Es un padecimiento, que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es endémica en 98 países y territorios con más de 350 millones de personas en riesgo de transmisión.

El dermatólogo Ricardo Guillén Jiménez, coordinador del evento, manifestó que es importante acercarse a las comunidades que se han detectado con mayor incidencia de la enfermedad parasitaria que causa llagas en la piel donde lo picó el mosquito que transmite la enfermedad.

Hoy sábado, especialistas del hospital Enrique Baltodano, Universidad Nacional y de Senasa volvieron a la comunidad de Martina Bustos para seguir con la cacería de este padecimiento.

Anuncios

Por Redaccion

Deja un comentario