Conversatorio con personas recuperadas de covid19, junto al Presidente Carlos Alvarado y el Ministro de Salud Daniel Salas, Casa Presidencial. 30 junio 2020. Foto: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

San José, 30 junio 2020.- “Qué estamos haciendo cada uno de nosotros para prevenir y combatir el virus” este fue el llamado de Madelaine París, quién contó lo doloroso que fue el proceso de la enfermedad provocada por el COVID-19 y lo difícil que ha sido la recuperación de su padre de 57 años de edad y sin factores de riesgo, quien estuvo internado 53 días en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), perdió 30kg y continúa sin poder caminar por sí solo.

Así como esta historia, este martes, otras cuatro personas recuperadas por el virus provocado por el SARSCOV-2 participaron en un conversatorio con el presidente de la República, Carlos Alvarado, y el ministro de Salud, Daniel Salas.

Otro de los casos fue Cristopher Zamora, primer paciente que ingresó en el Centro Especializado de Atención de Pacientes COVID-19 (CEACO), quien además ha sido tres veces donador de plasma sanguíneo, tratamiento usado para curar a pacientes contagiados.

“Uno que vivió la experiencia del COVID puede garantizar que este virus no es un juego… sentir que se está volviendo a nacer, porque uno se siente más cerca de la muerte que de la vida, es para no desearlo a nadie” expresó Cristopher Zamora, un paciente recuperado de COVID-19 en nuestro país.

El Presidente Alvarado afirmó que le llena de ilusión ponerle rostro a todo el trabajo que se realiza en la atención y trabajo conjunto para enfrentar la emergencia por el COVID-19. “Es realmente esperanzador conocer casos de personas luchadoras, que además, son prueba fehaciente del músculo humano con el que contamos para salvar vidas en nuestro sistema de salud” aseguró el mandatario.

Actualmente, Costa Rica cuenta con 3489 casos confirmados y de ellos 1436 personas se han recuperado, 44 personas se encuentran hospitalizadas, cinco de ellas están en cuidados intensivos.

Daniel Salas, ministro de Salud manifestó que “en este momento Costa Rica es diferente, el mundo es diferente, en este momento se requiere ser valiente en medio de la pandemia y ser valientes responde a esa pregunta que dice Madelaine, qué estamos haciendo para evitar contagios”.

El cantante nacional, Jorge Chicas, su hermana, mamá y papá fueron víctimas de la pandemia. El artista explicó que sólo experimentó pérdida del olfato, pero fue su padre quien se llevó la peor parte al estar 18 días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Javier Blackshaw, exfuncionario del Hospital México y actual pensionado, estuvo internado 10 días en cuidados intensivos del Hospital Calderón Guardia, y reconoció, junto al resto de personas que participaron del conversatorio, “nuestro sistema médico está lleno de profesionales de altísima mística y valor humano”.

La participación de Elsiana López en este conversatorio fue su primera salida de casa luego  de haber egresado de una UCI, donde estuvo 27 días internada. Ella hizo un llamado a la prevención: al correcto lavado de manos y el seguimiento de las medidas que diariamente indican las autoridades de Gobierno.

PLASMA CONVALECIENTE

El plasma convaleciente se obtiene de una persona ya recuperada de COVID-19 que luego se usa como tratamiento mediante infusión en un paciente nuevo que está con el virus activo.

Así como lo realizó Zamora, “el sentimiento luego de haber donado se traduce en orgullo, de saber que uno está colaborando a que el país que uno tanto ama encuentre el tratamiento para combatir este virus”.

A la fecha se contabilizan en el Banco Nacional de Sangre 78 donantes de los cuales se han obtenido plasma convaleciente para 37 pacientes. De cada donante se puede obtener de una a tres bolsas en cada donación.

El presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social, Román Macaya, recordó que el país debe hacer un esfuerzo desde lo individual hacia lo colectivo para frenar la velocidad de transmisión del COVID-19 y ayudar a mantener capacidad en los servicios de salud al tiempo que cuidamos de las poblaciones más vulnerables.

“Si mantenemos esta velocidad de generación de nuevos casos comprometemos la capacidad del sistema hospitalario, la Caja dispone de 477 camas en salón exclusivas para COVID-19 y que si bien podría aumentar con las camas que se usan en la atención de patologías habituales, que al 27 junio suman 2.713 camas, lo ideal es evitar que las personas lleguen a necesitar hospitalización”, sentenció el jerarca.

Macaya pidió que la población refuerce las medidas de higiene como lavado de manos, protocolo al toser y estornudar, el distanciamiento físico así como el correcto uso de mascarillas o caretas de protección.

El Presidente Alvarado finalizó “me siento muy orgulloso de mi país, de personas como ustedes, de las personas que diariamente luchan por combatir la pandemia tanto profesional como desde el cuidado personal. Esta sigue siendo nuestra promesa: trabajar, trabajar y trabajar para ganar esta batalla”.