San José.- La Gerencia de Logística de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) presentó para adjudicación, este jueves 19 de noviembre, ante la Junta Directiva de la institución, la compra de 15 millones de mascarillas descartables CÓDIGO: 2-97-01-0150 (tiras de sujeción) a la empresa L&B REPUBLIC S.A. para la atención de personas afectadas por covid-19.

Se utilizó la modalidad de compra de emergencia que está amparada al artículo 139 inciso k) del Reglamento a la Ley de Contratación Administrativa, debido a una serie de situaciones de imprevisibilidad que sustentaron administrativa y legalmente dicho proceso, con lo cual la institución podrá asegurar el abastecimiento de este artículo esencial para el personal de salud.

El máximo órgano de la Caja aprobó este jueves la adjudicación del concurso 2020CD-000207-5101 de mascarillas quirúrgicas descartables por un monto total de $ 2 169 000,00, con un precio unitario de $0.1446 cada unidad, el cual fue sometido a análisis de razonabilidad de precios en comparación con las otras ofertas, técnica y administrativamente elegibles, siendo razonable ante las condiciones actuales del mercado.

En el estudio de mercado realizado por la CCSS se presentaron 39 ofertas, de las cuales nueve fueron recomendadas por la Comisión Técnica de Normalización y Compras de Implementos y Equipo Médico Quirúrgico, a las que se les solicitó las ofertas formales: HC Medical S.A., Empapel S.A., HMG Investment Corp. Oferta #2, Magaba Global S.A., Grupo Unihospi S.A., Quality Store S.A., Alfa S.A., L&B Republic S.A. y Equipo Latam S.A.

La proforma elegida fue la empresa L&B Republic S.A., ya que esta empresa cumple técnicamente con lo definido en el pliego cartelario.

La empresa hará entrega del producto en siete tractos: 2.000.000: 10 días naturales después de recibida la orden de compra; 2.000.000: 10 días naturales después de la primera entrega; 2.000.000: 10 días naturales después de la segunda entrega; 2.000.000: 10 días naturales después de la tercera entrega; 2.000.000: 10 días naturales después de la cuarta entrega; 2.000.000: 10 días naturales después de la quinta entrega, y 3.000.000: 10 días naturales después de la sexta entrega.

El gerente a.i. de Logística de la CCSS, doctor Esteban Vega de La O, explicó que el proceso de esta compra inició en julio de este año y se realizó en varias etapas. “La institución se aseguró de establecer los mecanismos legales y administrativos en resguardo de los recursos y que el proveedor cumpla los términos del contrato”.

Vega de la O detalló que todo producto recibido en el Área de Almacenamiento y Distribución (ALDI), al ingresar, debe pasar por verificación técnica a efectos de asegurar que cumple la calidad ofertada y con la ficha técnica respectiva. De igual manera, los pagos se giran una vez que el producto sea recibido a satisfacción por la administración.

El gerente explicó que adicionalmente al cumplimiento de aspectos técnicos y administrativos, razonabilidad de precio y fecha de entrega, se verificó el tiempo que tiene la empresa como proveedor de la CCSS de manera que se pudiera tener un escenario donde se minimicen los potenciales riesgos ante el aprovisionamiento del producto; esta sociedad se encuentra inscrita desde el 2019, sin registrar multas, rechazos o incumplimientos en procesos de compra pactados de otros insumos.

Vega de La O fue enfático en que la Caja está tomando previsiones dado que este insumo tiene un alto consumo, el cual se espera incrementará una vez que se inicie la reapertura gradual de los servicios de atención habituales en 2021 y además, frente a la respuesta de mitigación ante el incremento de casos en una segunda ola por covid-19.

Asegurar abastecimiento es prioridad

La Gerencia de Logística de la Caja ha realizado todos los esfuerzos posibles para mantener el abastecimiento de equipo de protección personal (EPP) mediante compras ordinarias prioritariamente, así como a través del mecanismo de compra urgente en los casos que así sea requerido, y se justifique administrativa y legalmente, pero sobre todo, por medio de autorizaciones de la Contraloría General de la República (CGR).

Según se explica, la institución se enfrentó a esta situación cuando el proveedor que venía abasteciendo mediante una compra ordinaria, del concurso No. 2018LN-000003-5101, manifestó la imposibilidad de mantener la ejecución en vista del incremento de los costos y la escasez del producto a nivel mundial debido a la pandemia por covid-19, lo que llevó a la administración a rescindir el contrato en junio 2020, debido a la fundamentación del proveedor.

De acuerdo con datos de la orden de adquisición 2612483, la demanda promedio para el análisis de esta compra se determinó en 407.755,00 unidades por mes, con la cual la cantidad solicitada a manera referencial de 5.000.000,00 de unidades abastecería 12 meses aproximadamente, con posibilidad facultativa para la institución de tres periodos de prórroga.

El escenario de pandemia cambió las reglas de mercado y el patrón de consumo aumentó exponencialmente, pues para el mes de julio 2020, la proyección de necesidad de este insumo médico se estimó en 3.150.462,00 unidades mensuales, según el Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED) de la CCSS.

Consumo de mascarillas se triplicó con covid-19

El consumo de las mascarillas quirúrgicas descartables se triplicó en estos meses de pandemia, con la cantidad que antes se abastecían 7,72 meses de demanda normal ahora se proyecta abastecer un mes, indicó el gerente de Logística.

El crecimiento de demanda ha sido exponencial, y la proyección de necesidades promedio es de 1.5 millones de unidades por mes en épocas de pandemia, y se espera que aumente debido a la rea activación de servicios para el año 2021.

El abastecimiento a nivel central y el comportamiento de consumos y despachos de mascarillas quirúrgicas descartables y otros insumos se mantuvieron estables previos a la emergencia. El patrón de consumo dio un giro completo y la institución aseguradora aumentó los esfuerzos permanentes para brindar atención oportuna de las personas afectadas por covid-19, lo cual inminentemente ha generado mayor requerimiento de EPP.

Vega de la O destacó que la CCSS suma en total 15.146.808,00 de unidades de mascarillas quirúrgicas descartables distribuidas en ese periodo de pandemia, lo que evidencia los esfuerzos por mantener el abastecimiento en el ALDI y en los centros de salud.

Según explica el gerente de Logística, “desde la perspectiva de la programación, se han venido afinando las necesidades de acuerdo al consumo y las tendencias que a la fecha se han analizado a siete meses de pandemia, de manera tal que se pueda ajustar de una mejor manera la demanda y mitigar el riesgo que por sí mismo el mercado presenta en cuanto a la oferta y demanda, máxime en momentos donde grandes consumidores están siendo afectados por una segunda ola, lo cual impacta en las condiciones del mercado de los EPP, disponibilidad de materia prima y otras aspectos logísticos.

“Más sin embargo, se garantiza que los productos que se están adquiriendo son sometidos a los análisis técnicos de los diferentes equipos expertos, durante el proceso de contratación de análisis de ofertas, y posteriormente cuando éstos ingresan a nuestros almacenes, de manera que se asegure que cumplen con las especificaciones técnicas antes de ponerlos a disposición, y por supuesto, que los mismos son recibidos a satisfacción antes de proceder con el respectivo pago”, finalizó el gerente de Logística.