San José.- El país continúa con un índice de riesgo de contagio muy alto y una saturación de unidades de cuidados intensivos, a pesar de que los casos de personas contagiadas por COVID-19 vienen presentando una disminución en las últimas semanas.

En la semana del 13 al 19 de junio se reportaron 10.646, este conteo supera en más de 2.000 casos al registro semanal más alto presentado en todo el año 2020. Durante la semana anterior, en promedio se presentaron 1.520 casos diarios.

Ante este panorama, el Centro de Operaciones en Emergencia determinó que la alerta naranja se mantiene para los 82 cantones, una semana más debido a que aún existe una alta incidencia de casos y es necesario mantener los esfuerzos de prevención del contagio.

Cabe destacar que los cantones de San José, Alajuela y Desamparados son los tres cantones que más casos por COVID-19 registraron en la última semana lo que equivale a 2.331 personas contagiadas. Un 22% del total de la semana epidemiológica que recién termina.

Al analizar la tasa de ataque, tasa de hospitalización y el índice de positividad por regiones, se identifica que las regiones Central, Pacífico Central, Chorotega y Brunca tienen condición de riesgo Muy Alta; mientras que las regiones Huetar Norte y Atlántica tienen una condición Alta.

Por otro lado, actualmente 454 personas se encuentran en cuidados intensivos, a pesar de que la capacidad óptima máxima es de 359 unidades. Lo anterior evidencia la condición crítica de saturación hospitalaria que sigue afectando los servicios de salud desde finales de abril del presente año.

“No es el momento de bajar la guardia, tenemos que seguir siendo exigentes en la aplicación de los protocolos sanitarios para frenar la ola de contagio, por el momento, la alerta naranja nos anuncia que tenemos un riesgo latente entre nosotros y tenemos que seguir velando por el autocuidado y la prevención”, explicó Alexander Solís, presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE).