San José, 09 enero 2020.- Diariamente, 27 pacientes del Hospital del Trauma del Instituto Nacional de Seguros (INS) recurren a la terapia acuática, la cual se ha convertido en una aliada en su recuperación.

Este procedimiento terapéutico es frecuente en personas con fracturas de hombro, pelvis, rodilla, cadera, tobillo, así como tendinopatías crónicas, lumbalgias y artrodesis de columna vertebral.

Entre los múltiples beneficios de combinar las propiedades mecánicas del agua, con técnicas terapéuticas e intervenciones específicas, sobresalen: la reducción del dolor, espasmos musculares, así como aumentar la movilidad y la fuerza muscular.

Así lo confirma Olivier Gutiérrez, un trabajador agrícola, vecino de Cariari de Pococí, quien llegó al Hospital de Trauma con una fractura de cadera y va por su tercera sesión.

“El proceso al principio fue muy duro, pero con el paso del tiempo ya es totalmente diferente y ahora con las terapias mucho mejor. Uno llega como con los músculos presionados y he visto bastante mejoría, me siento más suelto. Lo mejor es que ya pronto voy a volver a trabajar”, aseguró.

Esta terapia se ofrece desde hace menos de un año en este centro médico del INS y en promedio se realizan mensualmente 594 sesiones. Los pacientes que las requieren reciben aproximadamente 10 sesiones, como parte de su rehabilitación.

“En términos muy generales, la terapia acuática mejora la movilidad donde hay rigidez articular, aumenta el tono, la elasticidad y fuerza muscular optimizando la resistencia a la fatiga, contribuye a la disminución del dolor y provoca la sensación de bienestar del paciente” asegura Marcela Goñi, Supervisora de Terapia Física de la Red de Servicios de Salud del INS.

Además de la terapia acuática, desde hace algunos meses la Red de Salud ha implementado también las ondas de choque, en el complejo ubicado en La Uruca, en el Centro de Salud Referencial de Cartago, Centro de Salud Referenciales Metropolitano Guadalupe, Centro de Salud Referencia Liberia, Centro de Salud Regional Puntarenas, Centro de Salud Regional Guápiles y el Centro de Salud Regional Pérez Zeledón.

Esta modalidad terapéutica utiliza ondas acústicas de alta energía para el tratamiento de puntos dolorosos y patologías crónicas en tejido musculo esquelético, tendones y ligamentos.

La energía producida por estas ondas promueve la regeneración de los tejidos, la formación de nuevos vasos sanguíneos colabora en los procesos inflamatorios crónicos, aumenta la producción de colágeno, elimina las calcificaciones y puntos gatillo, además estimula la liberación de mediadores de dolor, entre otros.

En la Red de Servicios de Salud del INS, también se ofrecen otros tipos de terapia, como punción seca, ganchos, bobath o la técnica de Mckenzie, para lo cual se cuenta con 75 profesionales en terapia física, quienes se mantienen en constante actualización para brindar estos tratamientos.

Por medio de estas y otras novedosas iniciativas, el INS promueve el fortalecimiento del Hospital y calidad en la prestación de servicios de salud, en busca de brindar un mejor servicio a los usuarios.

Karol Castro, sufrió accidente de tránsito. Lesión de cadera.
Marcela Goñi, Supervisora de Terapia Física de la Red de Servicios de Salud del INS.
Anuncios

Por Redaccion

Deja un comentario