San José.- Dolor de cabeza y en el punto de aplicación, fiebre, fatiga o dolores musculares son parte de los síntomas leves que reportan las personas posterior a su vacunación contra COVID-19. Únicamente en el 0,3% de las personas vacunadas han notificado algún síntoma posterior a dicha inmunización.

Estos reportes, conocidos como ESAVI (Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización) son analizados por el Centro Nacional de Farmacovigilancia desde que dio inicio la campaña de vacunación el 24 de diciembre de 2020 hasta el 04 de Julio de 2021. Durante este período se recibieron 4597 notificaciones de ESAVI relacionados a la vacuna de Pfizer, de los cuales 4475 de estos ya fueron analizados. Mientras que desde el 19 de abril de 2021 (fecha en que inició el uso de AstraZeneca en el país) al 04 de julio de 2021, se reportaron 2197 ESAVI relacionados con la vacuna de AstraZeneca, de los cuales 2008 de estos ya se encuentran analizados.

En el caso de la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer, dentro de las reacciones más reportadas se encuentran los trastornos del sistema nervioso central (mayoritariamente la cefalea), seguidos de trastornos en el punto de aplicación (dolor local), de trastornos generales (fiebre/febrícula) así como trastornos de la piel (erupción cutánea/rash). Para la vacuna de AstraZeneca la cefalea también es la reacción más frecuente, seguida de los trastornos generales como fiebre o febrícula y dolor, así como de trastornos del sistema músculo esquelético (mialgias/artralgias, dolor de cuerpo). Vale indicar que una persona puede reportar varios síntomas.

Durante el período citado se contabilizan 24 eventos clasificados como graves, todos relacionados con la vacuna de Pfizer, 16 casos ya recuperados o en proceso de recuperación y ocho fallecidos.

En referencia a las personas fallecidas, dos casos aún se encuentran en investigación, mientras que los seis casos ya analizados se tratan de pacientes con múltiples factores de riesgo y/o comorbilidades, los cuales, posterior a su estudio de causalidad se clasifican como:

  • Dos casos condicionales, lo que significa que la secuencia temporal es razonable y la reacción no se explicaría por el estado clínico del paciente, pero el cuadro presentado no es conocido como efecto indeseable de la vacuna.
  • Cuatro casos improbables, lo que significa no cumple con los criterios para establecer una relación de causalidad con la vacuna.

Los restantes 16 casos reportados como graves, posterior a su análisis de causalidad se determinan como:

  • Siete casos probables, dada la potencial relación entre el síntoma y la administración de la vacuna.
  • Cinco casos posibles, dado que puede deberse a otros factores del paciente.
  • Cuatro casos condicionales, lo que significa que podría estar condicionada a patologías presentadas por el paciente que pudieron desencadenar el padecimiento.

Se le recuerda a la población que en caso de presentar un evento de salud posterior a la vacunación contra COVID-19 puede notificarlo en el centro médico donde recibió la inmunización o a través del portal www.notificacentroamerica.net