San José, 16 mayo 2020.- Tan sólo durante el mes de marzo y coincidiendo con el confinamiento por la pandemia del COVID-19 en la mayoría de los países, se produjo un promedio de 600 nuevas campañas diarias de phishing a nivel mundial, una estafa digital que envía mensajes con enlaces maliciosos y lleva al usuario a divulgar datos personales y bancarios en páginas web falsas o a descargar virus que controlan los dispositivos y roban información.

Es así como la compañía Fortinet, líder global en soluciones de ciberseguridad, anunció los hallazgos del primer trimestre de 2020 de su plataforma Fortinet Threat Intelligence Insider Latin America, herramienta que recopila y analiza miles de incidentes de ciberseguridad a nivel global.

Como consecuencia de los ataques de phishing, Fortinet identificó un aumento del 131% en la incidencia de virus en marzo en comparación con el mismo período en 2019. La tendencia también se observó en los primeros meses del año, con un aumento del 17% de los virus en enero y del 52% en febrero, en comparación con los mismos meses del año pasado.

«Por lo general, el mayor número de ataques vienen en forma de exploits, que se aprovechan de las brechas y vulnerabilidades de los sistemas corporativos. Este trimestre, sin embargo, hemos visto un cambio en el comportamiento de los ciberdelincuentes, quienes ahora están intentando entrar en las redes a través de ataques de phishing, abusando de la confianza y la ingenuidad de las personas que buscan información sobre el COVID-19», señaló Joaquín Martínez, Country Manager de Fortinet Costa Rica.

La región de América Latina y el Caribe, incluyendo Costa Rica, sufrió aproximadamente 3 millones de intentos de ataques de virus y malware en el primer trimestre del año por medio de amenazas de phishing.

«La situación se agrava por el uso continuo de las conexiones en el hogar debido a la modalidad de teletrabajo. Es esencial que las empresas tomen medidas para proteger a sus empleados y ayudarles a proteger sus dispositivos y redes. La principal recomendación para evitar el impacto de estos ataques de ingeniería social es educar a los empleados que trabajan de manera remota y a sus familias sobre la ciberseguridad. El error humano o el simple descuido están relacionados con el 95% de las brechas de seguridad, por lo que es fundamental conocer las tácticas utilizadas y sospechar de todo lo que nos llega», advierte Martínez.

Considerando todos los tipos de amenazas reportados por Fortinet, incluyendo virus/malware, exploits y botnets, Costa Rica sufrió más de 32 millones de intentos de ciberataques en el primer trimestre del año, sumando al total de 9,7 billones en América Latina y el Caribe.

Para descargar el informe sobre los intentos de ataque registrados en Costa Rica durante el primer trimestre de 2020 y conocer la lista de las principales amenazas registradas en este período, haz clic aquí.

Anuncios

Por Redaccion

Deja un comentario