San José.- Quedarse sin acceso a dispositivos o archivos, o que le roben datos confidenciales tiene graves consecuencias para una organización. Es por eso que la protección de datos sensibles es una tarea constante de instituciones de gobierno y empresas privadas.

En 2020, el costo promedio de una violación de datos a nivel global asciende US$3.86 millones, de acuerdo al estudio realizado por Ponemon Institute durante el año pasado. El tiempo promedio para identificar y contener una violación de datos fue de 280 días, un lapso bastante alto y que brinda a los cibercriminales con suficiente tiempo para hacer uso de dichos datos.

Los atacantes externos no son los únicos autores de violaciones de datos. Colaboradores descontentos y errores humanos también son los principales contribuyentes. Una encuesta de Check Point descubrió hasta 64% de los ataques se debe a la negligencia de empleados o proveedores externos, con un promedio global de US$ 3,8 millones por incidente.

“Los datos nos muestran que los ataques son cada vez más selectivos, evasivos y lucrativo. En muchas ocasiones las organizaciones no se percatan del valor tan grande que tiene sus datos y las implicaciones de una fuga de los mismos que pueden ser información confidencial, contraseñas, números de tarjetas de crédito y expedientes médicos y financieros.”, explica Joey Milgram, gerente general de Soluciones Seguras Costa Rica.

Ante este panorama, las empresas pueden tomar algunas medidas que les permitan disminuir la vulnerabilidad de sus datos sensibles:

Reforzar las contraseñas: La contraseña segura es la primera línea de defensa contra intrusos e impostores. Los usuarios necesitan entender la importancia de no compartirlas nunca y de no usar una sola contraseña en todos los sistemas.

Brindar capacitación de seguridad: Para ayudar a su fuerza laboral a mantenerse alejada del Ransomware y otros malware, deben saber qué son, cómo funcionan y qué precauciones deben tomar.

Reducir la capacidad de transferir datos: Para disminuir el riesgo de que los datos caigan en las manos equivocadas. El uso de protocolos de transmisión seguros ofrece transferencias de datos seguras.

Utilizar autenticación avanzada: Las actualizaciones de contraseña y autenticación en dos pasos mitigan el riesgo de acceso no autorizado. Para reducir el riesgo de una violación de datos, también puede limitar los sitios web a los que se puede acceder desde dispositivos de trabajo, invocar cambios frecuentes de contraseña, actualizar el software de seguridad y monitorear el acceso a los datos.

Acerca de Soluciones Seguras

Con 20 años de experiencia en la gestión de seguridad de redes, aplicaciones y telecomunicaciones, Soluciones Seguras es la compañía líder en ciberseguridad en Centroamérica. Con un equipo de profesionales del más alto nivel, certificados por los fabricantes más reconocidos de la industria de seguridad, es el Centro Regional de Entrenamiento Autorizado Check Point número uno en la región. Cuenta con operaciones en Panamá, Costa Rica, Guatemala y El Salvador, y clientes en otros países de Latinoamérica.

Para más información visite: www.solucionesseguras.com